miércoles, 13 de diciembre de 2017

sábado, 9 de diciembre de 2017

Esto se acaba ... by Marina de Zabaleta Garmendia



Para solucionar el problema de pagar las pensiones del mes de diciembre, el Gobierno mariano ha vuelto a echar mano del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Hay que abonar 17.500 millones por las pagas ordinaria y extraordinaria …como sea.
Y, quita y no pon, se acaba el montón …
El Estado, para evitar esta patata caliente, ha ido posponiendo el problema hasta casi vaciar el fondo de reserva para no reformar integralmente, de arriba abajo, el sistema de pensiones…con el claro coste electoral que ello supondría para el PP, que cuenta con el voto fiel de los mayores/pensionistas.
El sistema de reparto para pagar las pensiones se hace a cargo de lo que se obtiene recaudando por las cotizaciones sociales, aunque las cuentas no cuadran desde el año 2012. El gobierno del PP ha ido vaciando paulatinamente el Fondo de Reserva de la Seguridad Social por su incapacidad para solucionar este grave agujero. El Fondo se acaba y ya no da más de sí …
Esos 17.500 millones que necesita la Seguridad Social para cubrir el mes de diciembre, unos 7.800 millones proceden de recursos adicionales, porque con las cotizaciones existentes no llega, y hay que buscar otras alternativas, como el famoso préstamo que el Estado concedió a la Seguridad Social en los Presupuestos Generales del Estado para 2017.
A falta de una reforma integral del sistema de pensiones, la solución del PP es recurrir siempre a diferentes préstamos.
Este problema ya se ve venir desde hace años debido a que se han ido incrementando las disposiciones anuales sobre la hucha de las pensiones: Si en 2012 se gastaron 7.000 millones, en 2016 las disposiciones ya superaban los 20.000 millones. Y vamos cuesta abajo y sin frenos… porque no saben cómo arreglarlo.
El gobierno de Mariano Rajoy se ha cargado el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que ha ido descendiendo progresivamente desde los 67.000 millones de Euros del 2011 hasta los 8.000 que se supone que tiene actualmente (no olviden lo que ha tomado prestado). Y esto se ha acabado, porque a partir de ahora todo será prestado.
Aunque nos digan que las cotizaciones sociales suben y que el paro desciende, la realidad es que no se cotiza lo suficiente (empleo precario mal pagado) para solucionar el grave problema de las pensiones.
Y los mayores les siguen votando … ¿hasta que dejen de cobrar?
Ya lo dijo Groucho Marx: “Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cuatro años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cuatro años!”


martes, 5 de diciembre de 2017

A menudo ... by Marina de Zabaleta Garmendia

“A menudo se echa en cara a la juventud el creer que el mundo comienza con ella. Cierto. Pero la vejez cree aún más a menudo que el mundo acaba con ella. ¿Qué es peor?”
(Friedrich Hebbel)

jueves, 30 de noviembre de 2017

Si hubiera ... by Marina de Zabaleta Garmendia

“Si hubiera que excluir de los puestos de confianza y mando a quienes no pasaban de 44 años, Jefferson no habría podido escribir la Declaración de Independencia, ni Washington mandar el ejército, ni Madison redactar la Constitución..., ni siquiera Colón hubiera podido descubrir América.”
(John F. Kennedy)

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Dejemos atrás ... by Marina de Zabaleta Garmendia

“Dejemos atrás las formas ambiguas que dicen: 'derecho al trabajo' o 'a cada uno el producto íntegro de su labor'. Nosotros proclamamos el derecho al bienestar, el bienestar para todos”
(Piotr Kropotkin)

martes, 28 de noviembre de 2017

domingo, 26 de noviembre de 2017

Qué otra cosa ... by Marina de Zabaleta Garmendia

“Qué otra cosa es la vida de los mortales, sino una comedia en la que unos actores se disfrazan y ataviados con sus máscaras representan sus respectivos papeles hasta que el director de escena les ordena retirarse de las tablas.”
(Erasmo de Rotterdam)

sábado, 25 de noviembre de 2017

Una pertinaz sequía ... by Marina de Zabaleta Garmendia





La famosa "pertinaz sequía" fue toda una referencia en nuestro país en los primeros años del franquismo, cuando en la posguerra se vivió un periodo muy duro de sequía entre los años 1943 y 1955. Hoy en día a un año de sequía lo llamamos "cambio climático"...
Siempre ha habido, y habrá, sequías en España. En el histórico de observaciones encontramos años muy secos en distintas décadas del siglo pasado:
1901-03, 1905-07. 1912, 1914-18. 1921-23, 1929. 1933-35 1938. 1944-46. 1954-55.
1964. 1973-74. 1981-83. 1990-1995
Ciertamente hay muchos más años de sequía en nuestra península, aunque hay que destacar el largo período de 1943 a 1955. Eran años con muy poca lluvia, algo “normal” en tierras españolas.
Es importante destacar la inmensa infraestructura hidráulica construida en un plazo récord durante la era de Franco (le llegaron a llamar Paquito el de los pantanos). En 1942, los regadíos afectados por obras estatales se extendían a 460.000 hectáreas, mientras que en 1972 (antes del trasvase Tajo-Segura) se elevaban a 1.660.000 hectáreas, o sea, en 30 años se cuadriplicaron las superficies de regadíos existentes. Además, la potencia eléctrica de origen hidráulico instalada en 1940 era de 1.350.000 kilovatios mientras que en 1975 llegó a 12 millones de kilovatios, gracias a las presas construidas. Desde 1956 pudimos exportar energía (2.333.000 kilovatios / hora en 1960 y más de un millón en 1974), mientras que ahora la importamos desde las centrales nucleares francesas…
Desde aquella época se ha hecho realmente poco para solucionar el grave problema de falta de agua en nuestro país. Nos bombardean con propagandas sobre la necesidad de economizar este bien escaso que es el agua, pero los políticos no hacen nada por remediar el problema.
Sería necesario un “New Deal”, como el de Franklin D. Roosevelt en 1933, con un importante Plan de Inversiones siguiendo las ideas keynesianas…
Roosevelt, valiéndose del New Deal, movilizó   dinero público para generar actividad económica y poder adquisitivo tal como proponía John Maynard Keynes. Keynes apostó por la estimulación de la Demanda y el Incremento del Poder Adquisitivo, pilar básico del capitalismo. Proponía que el Estado tuviera un papel protagonista: ya no era aquel Estado que, siguiendo los  postulados  propios  del  liberalismo  económico,  no debía  de  intervenir en  la economía,  dejando que  fueran las  libres  fuerzas  del  mercado  las  que resolvieran la crisis, sino que, muy al contrario, era necesario el empleo  de los  fondos  públicos  hasta el momento en que los recursos privados se recuperaran.
Y en España es necesario emplear esos fondos públicos en crear infraestructuras, muchos pantanos, para acabar con esta pertinaz sequía y con el paro…